Hora de hacer balance

Llega el último día del año, y con él la hora de hacer balance de algunos aspectos que nos ha traído el año 2013. Por un lado, alguno de mis objetivos han quedado muy lejos, como ya esperaba realmente y al mismo nivel que años anteriores: libros leídos en 2013. Es un reto muy complicado y que requiere mucha dedicación, pero estoy seguro que lo conseguiré uno de estos años.

Otro de los retos que me propuse ya comenzado el año fue mejorar mi nivel de inglés. No es un reto a corto plazo, lo sé, y requiere mucha dedicación y constancia, pero creo que he dado un pasito más y poco a poco se van notando los resultados. Mi método se ha basado en Vaughan, Duolingo y Busuu, tres fantásticas herramientas para mejorar tu inglés, cada una con sus puntos fuertes. Además, ver series en inglés y leer libros en inglés, aunque cuesta un esfuerzo extra, también está ayudando a mejorar.

En el apartado deportivo he terminado mejor de lo que habría cabido esperar a principio de año. Después de la sufrida Carrera de la Marmota de hace dos años, que me ha tenido apartado del running mucho tiempo, decidí volver a intentarlo a mediados de Abril. Comencé con calma, salidas cortas y muy tranquilas, sufriendo como es habitual cuando empiezas a correr, y poco a poco subiendo de intensidad y duración.

El resultado no ha sido malo, durante este año he hecho 111 entrenamientos, he recorrido  1315km, dedicando 118 horas a un ritmo medio de 5:23 min/km:

resumen_running_2013

Además, he participado en 3 carreras. La primera, una media maratón de montaña en La Adrada, mi primera media maratón y también mi primera carrera de montaña. La hice sufriendo a causa de una sobrecarga en el sóleo desde el kilómetro 2, que ya llevaba arrastrando desde hacía varias semanas y que me hizo pasarlo regular durante la subida y mal durante la bajada. Aún así, conseguí terminar el 90 en la clasificación general y el 54 de mi categoría, de un total de 194 llegados a meta:

resultado_laadrada

También, volví a correr los 25km del Cerro de la Marmota, donde pude acabar sin percances y quitarme esa espinita que tenía clavada desde el 2011. Pude hacer un tiempo razonable, llegando el 73 de la clasificación general y el 19 de mi categoría, de un total de 679 llegados a meta:

resultado_marmota

Y por último, me apunté a mi primera San Silvestre, en Alcobendas eso sí. Lo hice con la idea de superar mi mejor marca en 10km (41:26) e intentar bajar de 40′, pero las molestias del pie izquierdo y el perfil de la carrera hacían pensar que iba a ser complicado conseguir esos dos objetivos. Por los pelos, pero lo he conseguido, mi crono ha marcado 39:59 al cruzar la meta dos segundos por detrás de mi amigo Juan.

Por supuesto, han pasado muchas otras cosas durante este año, pero hasta aquí el resumen público 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *